4 – LA INTERVENCIÓN DEL ESTADO