LA INFORMACIÓN DE LA EMPRESA

LA CONTABILIDAD DE LA EMPRESA

La Contabilidad es un sistema de información que sirve para registrar y valorar todos los hechos económicos que ocurren en la empresa y con el que se ofrece una imagen fiel del patrimonio, de la situación financiera y de los resultados.

Funciones:

– Identificación de los hechos.

– Valoración en unidades monetarias.

– Registro.

– Elaboración de informes para facilitar la toma de decisiones.

 Usuarios de la información. 

Usuarios internos:

– Propietarios: Dueños del patrimonio neto.

– Administradores y directivos: Necesitan la información para tomar decisiones.

– Trabajadores: Negocian los convenios.

Usuarios externos:

– Clientes y proveedores.

– Entidades financieras.

– Potenciales inversores.

– Administraciones públicas.

– Competidores.

Presentación y depósito de las Cuentas Anuales.

Libros obligatorios:

– Inventario: Relación detallada y valorada de los elementos que componen el activo y el pasivo de una empresa, cualificando, como diferencia, el Patrimonio Neto.

– Cuentas Anuales: Cinco documentos contables que forman una unidad y se presentan al final de cada ejercicio.

– Libro Diario: Registro de la actividad en orden cronológico.

– Libro de Actas: Acuerdos tomados en juntas generales ordinarias y extraordinarias.

Libros no obligatorios: 

– Libro mayor: Evolución de cada elemento del patrimonio de la empresa de forma individualizada.

PLAN GENERAL DE CONTABILIDAD 

El Plan General de Contabilidad (PGC), es la normativa básica que regula la información contable que deben elaborar las empresas.

El objetivo del PGC es que los usuarios puedan obtener una imagen fiel del patrimonio y de la actividad empresarial.

Normas de registro y valoración.

Todos los elementos se valoran por:

– Precio de adquisición: Importe facturado por el vendedor, deducidos los descuentos y todos los gastos necesarios para que el activo se encuentre en condiciones de funcionamiento ( gastos de transporte, aranceles, seguros, instalación, montaje, etc.. ).

– Coste de producción: ( si el elemento ha sido fabricado por la propia empresa): el coste de adquisición de las materias primas y otros consumibles, los costes directos y los costes indirectos imputables por la fabricación  y puesta en funcionamiento del bien.

Cuentas Anuales.

Balance. Recoge todos los elementos que constituyen el patrimonio de la empresa en un momento dado. Se corresponde con una fecha: Balance de situación ( en cualquier momento ), balance de cierre ( al final del periodo ) y balance de apertura ( al inicio ).

Cuenta de Perdidas y ganancias. Recoge todos los ingresos y los gastos del ejercicio y los resultados por diferencia entre los anteriores. Se corresponde con un periodo.

Memoria. 

– Actividad de la empresa.

– Bases de la presentación de las Cuentas Anuales.

– Aplicación de los resultados.

– Normas de registro y valoración de los elementos de balance.

– Ingresos y gastos.

– Situación fiscal.

– Información sobre el medio ambiente.

– Hechos posteriores al cierre.

Estado de flujos de efectivo. Informa de todos los movimientos de tesorería de la empresa. Es un estado muy útil para planificar las necesidades de liquidez en el corto plazo, pero solo es exigible en empresas grandes. 

Estado de cambios en el patrimonio neto. Recoge los movimientos que registra el patrimonio entre las fecha de cierre de dos ejercicios. 

EL BALANCE

El balance es el registro contable del patrimonio de la empresa en una fecha determinada. Se divide en:

– Activo. Es el conjunto de bienes y derechos con los que la empresa puede obtener rendimientos económicos en el futuro.

– Pasivo. Es el conjunto de obligaciones que implica para la empresa un pago de futuro. Es decir, es el conjunto de elementos que suponen deudas para la empresa. 

– Patrimonio neto o fondos propios. Es la parte del activo que queda una vez

que se deduce  el pasivo y pertenece a los socios.

LA CUENTA DE PÉRDIDAS Y GANANCIAS

La cuenta de pérdidas y ganancias es el estado contable que recoge los ingresos y los gastos del periodo, y el resultado obtenido.

 Sus componentes son:

INGRESOS: En general, cualquier elemento que supone un incremento en el patrimonio neto ( aumento del activo o disminución del pasivo exigible ), siempre que no sea una aportación de los socios o propietarios.

GASTOS: Cualquier elemento que supone una reducción del patrimonio neto ( disminución del activo o aumento de las obligaciones de la empresa), siempre que no sea la disminución a los propietarios de la empresa.

Los ingresos y los gastos se definen para un periodo de tiempo determinado. Es decir, son variables flujo. Generalmente, el periodo es anual, pero también se puede exigir el cálculo de los ingresos y gastos para periodos trimestrales.

El resultado del ejercicio antes de impuestos es la suma de dos resultados: El de explotación y el financiero.

OBLIGACIONES FISCALES DE LA EMPRESA

Las obligaciones fiscales de la empresa son los impuestos que deben pagar o liquidar con la Hacienda Pública.

ELEMENTOS DE UN IMPUESTO:

  • Hecho imponible: Circunstancia que origina la obligación tributaria.
  • Base imponible: Valoración del hecho imponible. Hay exenciones que no se incluyen en la base.
  • Base liquidable: Resultado de aplicar a la base imponible las reducciones que contemple la ley presupuestaria.
  • Cuota tributaria: Resultado de aplicar el tipo impositivo del impuesto ( porcentaje ) a la base liquidable.
  • Cuota líquida: Cuota menos deducciones.
  • Cuota final: a ingresar o a percibir ( cuota negativa ) en función de los pagos a cuenta ( o retenciones ).

TIPOS DE IMPUESTOS:

   > Impuestos Directos: Gravan de forma directa la capacidad de pago del sujeto pasivo.

– Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas: Impuesto personal, directo y progresivo, que grava la obtención de  rentas por parte de personas físicas en función de sus circunstancias. El tipo de gravamen suele oscilar según el nivel de renta.

– Impuesto de Sociedades: Impuesto directo y personal que gravable beneficio obtenido por las sociedades. El tipo de gravamen general es del 25%, pero en función del tamaño o de otras características de la empresa, el tipo puede variar.

   > Impuesto Indirectos: Gravan de forma indirecta la capacidad de pago del sujeto pasivo, por ejemplo, cuando realiza un gasto.

– IVA:  Impuesto Indirecto que grava el consumo de bienes y servicios. Se liquida mensual o trimestral.