EL EMPRESARIO INDIVIDUAL es una persona física que realiza en nombre propio y por medio de una empresa una actividad comercial, industrial o de servicios.

Según el Código de Comercio, para ser empresario es necesario:

✓ Ser mayor de edad.

✓ Tener plena disponibilidad de los bienes propios.

NÚMERO DE PROPIETARIOS. Una sola persona física es propietaria de la empresa.

FORMA DE ACCESO A LA PROPIEDAD: El empresario individual es el propietario de la empresa, aportando trabajo y capital. Para su constitución la ley no se exige un capital mínimo.

RESPONSABILIDAD DEL PROPIETARIO FRENTE A TERCEROS: el empresario individual tiene una responsabilidad personal e ilimitada. Responde de las deudas contraídas frente a terceros con todo su patrimonio presente y futuro.

LA RAZÓN SOCIAL O NOMBRE DE LA EMPRESA: El nombre de la empresa se corresponde con el nombre del titular de la empresa.

GOBIERNO Y REPRESENTACIÓN: Tanto el gobierno o gestión como la representación de la empresa corresponde al propietario único, que es quien dirige personalmente su gestión.

TRIBUTACIÓN : Los empresarios individuales tributan por los beneficios obtenidos a través del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

VENTAJAS:

✓ El empresario toma las decisiones sin depender de nadie.

✓ Trámites de constitución sencillos: Inscripción en la Seguridad social, alta en Actividades Económicas, solicitud de licencias municipales ( obras, apertura, etc).

✓ Simplificación de las obligaciones fiscales y de la contabilidad de la empresa.

✓ Forma jurídica apropiada para pequeños negocios, con poco riesgo y poca inversión inicial.

INCONVENIENTES:

– El propietario asume todos los riegos, respondiendo con todo su patrimonio las responsabilidades que se deriven de la empresa.

– Ciertas dificultades para obtener financiación.

Descargar