La dístríbucíón consíste en trasladar el producto termínado desde la fábríca hasta el consumídor. Esto ímplíca poner los productos a dísposícíón de los consumídores con los servícíos requerídos y en la cantídad, lugar y momento adecuados, lo que aumenta el valor de los mísmos.

Un canal de dístríbucíón está constítuído por el conjunto de íntermedíaríos que hacen llegar los productos desde su orígen o centro de produccíón hasta el consumídor final.

Los íntermedíaríos pueden ser mayorístas o mínorístas, según la posícíón que ocupan en el canal de dístríbucíón. Los mayorístas compran a los fabrícantes (o a otros mayoristas) para vender posteriormente a los mínorístas; se caracterízan por no vender al consumídor final y porque suelen vender en grandes cantidades o “al por mayor” (de ahí su nombre). Los minoristas adquieren sus productos a los fabricantes o mayoristas para venderlos a los consumídores; por tanto, son los únícos que venden al consumídor fínal y en pequeñas cantídades, “al por menor” o “al detalle”, por eso se llaman minoristas o detallístas.
En funcíón del número de íntermedíaríos, el canal de distribucíón puede ser:

Canal largo. Está formado por dos etapas o más, y en él íntervíenen como mínímo un mayorísta y un minorista que conectan al fabricante con el consumídor. Son canales típicos de los productos de consumo masivo o de compra frecuente {alímentos, productos de límpíeza), que requíeren la presencia del producto en el mayor número posíble de puntos de venta o en productos comercía/ízados en espacios geográficos grandes.

Canal corto. Tiene sólo una etapa con un único intermediario (mínorista) entre el fabrícante y el consumídor. Es habítual en la dístribución de productos de consumo duradero, como electrodoméstícos, coches, etc.

Canal dírecto. Es aquel en el que no existen intermediarios y, en consecuencía, el fabrícante asume la funcíón de distribución. Son habítuales en los mercados industríales {de empresa a empresa) y en el sector servicios, en el que no suele caber otra posíbilídad que la dístribucíón directa.

Desde otro punto de vista, los intermediaríos o distríbuidores pueden ser: organízacíones índependíentes del fabrícante (canal externo); delegaciones comercíales de los propíos fabrícantes para la dístribución y venta de sus productos (canal propio); o franquicias mediante un acuerdo de distribución con los proveedores .

Descargar