4 – LOS AGENTES ECONÓMICOS